lunes, 16 de agosto de 2010

CARACTERÍSTICAS PSICOLÓGICAS DEL NIÑO/A DE 10 Y 11 AÑOS.

PERSONALIDAD
A los 10 años el niño se muestra complaciente y sereno. Sobre Los 11 se va afianzando cada vez más su personalidad. Se hace más curioso, charlatán, investigador e inquieto. Se pueden reconocer a sí mismo como flojos en el deporte, buenos para tocar un instrumento musical, para hacer amistades y ser considerados por los demás.
Se van haciendo más autocríticos y normalmente se evalúan comparando sus habilidades y sus logros con los de los demás. Suelen sentirse más responsables de sus limitaciones.
Entre los diez y doce años el niño protesta si le tratan como a un niño y siente que ha crecido bastante como para sentirse más grande, fuerte y responsable de lo que se entiende por un niño.
AUTOESTIMA
En la medida en que el niño de once, doce años se valore, estime y considere capaz y competente, habrá más esperanzas de una maduración psicológica, mental y social adecuada y de un ser humano feliz y capaz de hacer felices a los demás.
EXPRESIÓN EMOCIONAL
Llegada la edad de los 10 años el niño está pasando de la infancia a la preadolescencia de manera casi imperceptible para los padres y educadores. Es la edad de oro, del equilibrio evolutivo, del niño, que es sereno, franco, familiar y cariñoso con los suyos. En general, son más tranquilos y seguros de sí mismos que antes y menos miedosos. Casi todos sus problemas y dificultades se reducen a lo escolar: deberes, tareas excesivas, etc., que les producen ansiedad. A los 11 años, es como si una fuerza incontrolable y desconocida se apoderase de ellos. Puede resultar, en ocasiones, rencoroso, desagradable e insolente. Hace el “payaso” a cada momento, gruñe y se contraría prácticamente por todo.
INTERESES SEXUALES
A partir de la preadolescencia, se produce una inestabilidad y cambios súbitos. Por ejemplo, en la vinculación con el sexo opuesto, normalmente surgen dificultades a la hora de establecer relaciones de amistad. Como parte de su conducta sociosexual, los preadolescentes deben aprender las cosas socialmente correctas que han de hacer y decir en sus reuniones sociales.
DESARROLLO FÍSICO Y MOTOR
En algunos alumnos se manifestará una consolidación del equilibrio motor alcanzado y otros comenzarán los procesos característicos de la pubertad que se materializan en los cambios morfológicos consecuencia de la actividad hormonal: Crecimiento, aumento de la musculatura, redondeamiento de la figura, primeros signos de vello.
En cuanto a las habilidades motoras, los chicos y las chicas son prácticamente iguales en sus aptitudes físicas, excepto en la mayor fuerza que tienen los chicos en el antebrazo y la mayor flexibilidad general que tienen las chicas.
En lo que sí hay diferencia es en la aparición de los cambios anatómicos y fisiológicos, que al final de la etapa empiezan a aparecer. El ritmo evolutivo hace que las chicas comiencen a dar el “estirón” a los 11 años y se extienda hasta los 13-14. El aumento de los senos también se inicia sobre los 11 años así como los primeros signos de aparición de vello pubiano. En los chicos, sin embargo, el “estirón” no tendrá lugar hasta los 13 años, así como el aumento del tamaño del pene. Los testículos y la aparición del vello pubiano tendrán lugar sobre los 12 años.

2 comentarios:

  1. Este tema resulta muy interesante, porque como maestros debemos conocer las características psicológicas de nuestros alumnos (as), para poder entender los cambios, emocionales, físicos, psicológicos y sociales; por el que atraviesan nuestros (as) niños (as).

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante tu publicacion colega ya que a parte de maestros debemos ser los psicologos de nuestros niños.

    ResponderEliminar